Adicciones conductuales

Las adicciones sin sustancia o conductuales son igual de importantes que las adicciones con sustancia, sin embargo, apenas tienen visibilidad en la sociedad. Entre las adicciones sin sustancia se puede encontrar el uso abusivo del teléfono móvil y/o internet, adicción al sexo, la compra compulsiva, el trastorno de juego, etc.

adiccion-conductual

En mi opinión, este tipo de conductas abusivas son menos visibles porque están integradas entre nuestras actividades de la vida diaria. Es decir, hoy en día la gente utiliza el teléfono móvil, internet, etc. y lo vemos como algo totalmente normal, mientras que si vemos a alguien tomando sustancias ilegales nos llama la atención. Debido a que son actividades que hacemos normalmente, la clave está en cuánto tiempo pasamos realizándolas, qué provocan en nosotros, etc. Es por ello por lo que se debe informar a la sociedad y se les debe dar visibilidad a este tipo de conductas.

Es importante destacar que los principales manuales diagnósticos de los trastornos mentales como el DSM-5 (APA, 2013) o el CIE-10 (OMS, 1992) no incluyen algunas de ellas. Incluyen el trastorno de juego y el trastorno referido al uso reiterado de juegos de internet; pero no incluyen el uso abusivo del teléfono móvil, el uso abusivo de internet o la compra compulsiva.

A pesar de ello, se sabe que este tipo de conductas tienen consecuencias negativas en la salud de las personas y son muchos los autores que han investigado sobre ello. Por ejemplo, Alfredo H. Cía en su artículo “Las adicciones no relacionadas a sustancias (DSM-5, APA, 2013): un primer paso hacia la inclusión de las Adicciones Conductuales en las clasificaciones categoriales vigentes” publicado en el año 2013, establece que los principales síntomas son:

  • Intenso deseo, ansia o necesidad imparable de concretar la actividad
  • Pérdida progresiva del control sobre esta actividad
  • Descuido de las actividades previas (relaciones familiares, trabajo, etc.)
  • Progresiva focalización de las relaciones, actividades e intereses en torno a la actividad
  • Descuido o abandono de intereses previos
  • Irritabilidad y malestar ante la imposibilidad de concretar el patrón adictivo (abstinencia) y ante la imposibilidad de dejar de realizar la actividad

Por ello, se podría decir que este tipo de conductas pueden tener consecuencias negativas en la salud mental de la persona y en diversos ámbitos como el social, el laboral o el académico.

cellular-1352613_960_720

Todas estas cuestiones me hacen reflexionar sobre la necesidad de concienciar a la gente sobre estos trastornos. Además, debemos tener presente que los principales manuales diagnósticos no tienen en cuenta muchas de estas conductas abusivas, lo que podría ser un problema a la hora deestablecer un diagnóstico. Se tiene que tener en cuenta que tanto internet, como el juego online, etc. son muy accesibles ya que no es necesario realizar ningún tipo de esfuerzo adicional para realizarlos. Por todo ello y debido también a que los jóvenes se inician cada vez más temprano en las nuevas tecnologías, sería recomendable realizar programas de prevención desde las instituciones educativas.

Finalmente, me gustaría aclarar que el término que he utilizado en el título es discutible ya que es más indicado utilizar los términos “patrón de abuso” o “uso abusivo” para denominar a este tipo de conductas. Aun así, es más fácil que la gente entienda las palabras “adicción conductual” que “patrón de abuso de una conducta”.

Referencias

American Psychiatric Association (2013). Diagnostic and Statistical Manual of Mental
Disorders (5a. ed.). Washington: APA.

Cía, A. H. (2013). Las adicciones no relacionadas a sustancias (DSM-5, APA, 2013): un primer paso hacia la inclusión de las Adicciones Conductuales en las clasificaciones categoriales vigentes. Revista de Neuropsiquiatría, 76 (4), 210-217. Disponible en http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=372036946004

Organización Mundial de la Salud (1992). Trastornos mentales y del comportamiento. Descripciones clínicas y pautas para el diagnóstico. Madrid: Meditor.

Anuncios