Cuatro meses después…

Hace ya bastante que escribí mi primer y último post. La verdad es que desde entonces las cosas no han cambiado, sigo buscando trabajo de manera activa.

Las cosas no han mejorado en este sentido, he ampliado mi búsqueda a sectores que nada tienen que ver con el mío, pero bueno por algo hay que empezar. Como os expliqué anteriormente, muchas de las ofertas son abusivas y con un salario ínfimo, aunque visto lo visto cualquier cosa sería bienvenida.

Estamos en un momento en el que la gente (me incluyo) estamos desesperados y aceptamos cualquier cosa, lo que en mi opinión hace que los empresarios se aprovechen de la situación y rebajen los sueldos, condiciones, etc. Además, en las diferentes entrevistas que he realizado he podido comprobar que muchos de los puestos de trabajo llevan en él título “becario”. Esto de “becario” (según mi experiencia) quiere decir que haces las funciones de un puesto de trabajo normal pero cobrando una “beca” que si tienes suerte puede llegar a ser de 400 euros al mes por una jornada laboral de 40 horas a la semana. A mi parecer, se abusa de este tipo de puestos de trabajo ya que cogen a gente joven y les hacen ver que les están dando la mejor oportunidad de su vida, cuando en realidad, están haciendo las funciones de una persona normal en lo que a horas y carga de trabajo se refiere.

Estos días he ido recopilando información de ofertas de trabajo que para mi gusto son para reírse:

  • Contratos de 5 horas semanales (teniéndolas que realizar de lunes a viernes de 20.00 a 21.00).
  • Salarios de 250 euros al mes por una jornada de 6 horas (en condición de beca).
  • Para un puesto de trabajo de nivel “becario” tener que saber Inglés, Español, Alemán y Francés (y yo me pregunto… ¿y qué más?)
  • Tener que tener carnet de conducir y coche propio para poder desplazarte a los lugares que ellos te indiquen, con el módico sueldo de 400 euros al mes (si te pagan 400 euros y encima tienes que tener coche propio… ¿cuál es la ganancia al final del mes?
  • Tener que tener la posibilidad de firmar convenio de prácticas. Quizás esta es la que más veces he visto, en parte lo entiendo pero el 50% de las ofertas llevan implícito este requisito… Para la gente que ya hemos finalizado la Universidad es un impedimento.

En resumen, esas son algunas de las que más me llamaron la atención pero tristemente hay muchas más iguales o peores. Como he mencionado antes, la situación socio-económica en la que vivimos hace que tengamos que aceptar este tipo de ofertas y esto a su vez hace que se creen más “puestos de trabajo” así.

Si algo me ha quedado claro es que… los comienzos nunca fueron fáciles.

Anuncios